19-12-2012/prensa digital/El Economista

Link a la noticia: http://www.eleconomista.es/valenciana/noticias/3613231/12/11/El-turismo-deportivo-nuevo-reto-de-los-duenos-de-Dorsia.html

Los hermanos Manuel y Jorge Fernández tienen un nuevo proyecto. Los fundadores de la cadena de clínicas de estética Dorsia, de la empresa de compraventa de oro Quick Gold y del grupo de despachos legales Le Morne Brabant, entre otros negocios unidos bajo el paraguas de Grupo Otsu y desarrollados mediante franquicias, han decidido apostar ahora por los viajes.

En concreto, se disponen a lanzar a principios de 2012 una empresa de viajes especializada en eventos deportivos que se llamará 26 Running Family (el número es el de los huesos del pie y las millas de un maratón).

La agencia se encargará de organizar viajes a eventos deportivos como el Tour de Francia, el maratón de Nueva York o el triatlón de Niza, que incluirán no solo desplazamientos y alojamiento, sino los servicios que necesiten los deportistas y actividades para los familiares. Tocarán todo tipo de deportes excepto el alpinismo, porque en este segmento ya existen agencias de viaje especializadas.

La agencia crecerá mediante franquicias, como el resto de negocios del grupo. «Creemos en el sistema de franquicias porque nos permite concentrarnos en la gestión de la marca mientras otra empresa se centra en la gestión de las unidades de negocio«, explica el presidente del grupo, Manuel Fernández.

«Creemos tanto en el modelo, que hasta somos franquiciados», añade. Efectivamente, los hermanos Fernández han combinado su actividad emprendedora con la gestión de establecimientos franquiciados, sobre todo de alimentación -tres Lizarrán y un Fresh&Co-, agrupados bajo la marca Delifinder.

Quick Gold, «como un tiro»

El buque insignia del grupo hasta el momento es Dorsia, la cadena de clínicas de estética creada en 2002 y que cuenta con 23 establecimientos -10 de ellos propios o participados-, con una facturación prevista este año de 17 millones de euros. El grupo facturará 40 millones.

Dorsia tuvo un bache en 2009, con una caída de ventas del 20 por ciento, pero se recuperó los dos años siguientes, con incrementos del 30 y el 20 por ciento, respectivamente, gracias a un relanzamiento de la marca y a un acuerdo con la financiera para facilitar crédito a los clientes, asumiendo Dorsia parte del riesgo.

Es muy probable que Quick Gold, la última aventura del Grupo Otsu, supere a Dorsia antes de dos años después de haber crecido un 300 por ciento en 2011. La empresa fue creada a finales de 2009 y cuenta ya con 20 establecimientos y 10 millones de facturación este año, cifras ambas que sus promotores prevén duplicar en 2012.

Según Manuel Fernández, «ha ido como un tiro porque a este tipo de negocio le faltaba confianza, transparencia en los precios y garantía, y eso es lo que aportamos». También ha influido la cotización al alza del oro, que «hace que no haya percepción de pérdida para el que vende».

El presidente del grupo vive desde hace tres meses en Nueva York, donde planea la apertura del primer Quick Gold. «Vamos a hacer como aquí, empezar desde cero con una tienda, probar, equivocarnos, corregir y, si funciona, iniciar un proceso de expansión, da igual si tardamos dos o tres años», explica. El grupo también negoció la apertura de clínicas Dorsia con un operador americano, pero lo descartó.

El Opening que no cerró

Los hermanos Fernández, originarios en Madrid, crearon su primer negocio en 1993, una red de oficinas de cambio de divisas en Palma de Mallorca, que dejó de ser negocio cuando se instauró el euro.

En 1999 abrieron una academia de inglés franquicia de la cadena Opening, que fue una de las pocas que no cerró cuando la central se declaró en quiebra en 2005. «Nos iba muy bien y el hecho de no cerrar, que era lo más fácil, nos hizo ganar imagen de cara a las entidades financieras y a los clientes», explica Manuel Fernández.

La rebautizaron como Schoola, pasaron «dos años muy malos», y abrieron otra academia en Valencia, sin que la expansión de esta actividad sea prioritaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *