ALIMENTOS POCO SALUDABLES

La edición online de la revista Vogue España ha publicado un artículo sobre alimentos que aparentemente son saludables pero no lo son tanto. Nuestra nutricionista, Almudena Salces, explica a los lectores cómo adoptar una alimentación sin errores.

En la actualidad nos preocupa llevar una vida sana y seguir una alimentación saludable, pese a tener más información que nunca, seguimos cometiendo errores que se reflejan en nuestra salud y en la báscula. Estos 5 los alimentos a los que debemos prestar atención:

  • Comer fruta fresca y evitar los zumos

Sustituir el dulce por fruta es el primer paso, pero hay que hacerlo bien. “Cuando hacemos un zumo de frutas o un batido de frutas, además de que estamos eliminando la fibra, estamos incrementando hasta tres o cuatro veces la dosis de azúcar.” 

  • Evita las ensaladas preparadas

Nuestra mente asocia que una ensalada es un plato saludable. Esta afirmación tiene un pero, pues depende de los ingredientes que utilicemos para prepararla. Nuestra nutricionista aclara:

“Una ensalada de verdad nos aporta vitaminas, minerales, fibra, proteínas y una pequeña dosis de hidratos de carbono; una ensalada preparada nos aporta grasas y azúcares principalmente”.

  •  Alimentos sin azúcares añadidos

    Que no tengan azúcar añadido no significa que no lleven azúcar. Tendemos a confundirnos y prestar atención a la etiqueta.  “No es una opción para incluir en nuestro día a día, porque están llenos de grasas (igual que la versión original o quizá han disminuido 1g por cada 100g de producto) y siguen teniendo azúcares, porque no es cero azúcares, si no, sin azúcares AÑADIDOS”. Así de tajante se muestra Almudena con este tipo de alimentos.

 

  • Refrescos de té

El té en general es un gran diurético y uno de los mejores antioxidantes por lo que colabora en la prevención del envejecimiento, favorece la reducción de colesterol. Los refrescos de te no son tan sanos: “el porcentaje de té en esa lata es ridículo y acabando con que, aunque ponga bebida de té, contiene azúcares (unos gramitos menos que los refrescos de toda la vida pero aun así, mucho azúcar para el cuerpo)”

El reportaje se ha publicado en la versión digital de la revista Vogue y puedes leerlo completo en el siguiente enlace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *